Eventos

Arte Bajo la Piel, exposición en Madrid

Estuvimos en el CaixaForum de Madrid en la exposición de Tatuaje, Arte Bajo la Piel. Nos gustaría haceros un resumen de este paso por el tiempo, la historia y la cultura del tatuaje.

El tatuaje debe su nombre al tatau (que significa «marcar algo») polinesio que la tripulación europea del capitán Cook descubrió en el siglo XVIII. La evolución de esta práctica ha sido el resutlado de intercambios entre países, corrientes marginales y dominantes, centros y periferias, actualmente sobreexpuesta a internet y al interés que suscita, el tatuaje escribe su historia contemporánea al ritmo de los avances tecnológicas.

Esta exposición surgió en París en 2014-2015, y no solo cuenta historia del tatuaje, sino también invitando a eminentes tatuadores a replicar sus mayores obras en réplicas de silicona y con los años se ha ido enriqueciendo con obras de tatuadores de todas las nacionalidades.

Los primeros tatuajes no se hicieron con máquinas, si no con agujas en palos o en huesos de tortuga. En una de las fotografías podemos ver una pierna de madera que sirve como modelo para el tatuaje.

Para los Polinesios el tatuaje no lo elegías tú, era algo que te venía predestinado, con el tiempo los tatuajes empezaron a tener un significado diferente en cada lugar del mundo, según su cultura o creencias, se hacían simbologías relacionadas con su estilo de vida.

La Primera Máquina de Tatuaje

La primera máquina de tatuaje “moderna” que se conoce fue con la patente presentada Nº 464 801 presentada por Samuel O’Reilly (1854-1909), quien fué un inmigrante irlandés que abrió su tienda de tatuajes en 1875 en Chatham Square, Nueva York, donde compitió directamente con Martin Hildebrandt, el primer tatuador oficial conocido en Occidente.

Tatuó a muchos artistas que actuaban en espectáculos de fenómenos (Calavan, John Hayes, etc…). Inspirándose en la pluma eléctrica de Thomas Eddison, le añadió un depósito de tinta y múltiples agujas, desarrollando así la primera máquina de tatuar eléctrica. Veinte días mas tarde, Tom Riley registraba en Inglaterra una patente para una máquina electromagnética de una sola bobina.

Pluma Eléctrica

El 8 e Agosto de 1876, Thomas Edison (1847-1931)  había presentado la patente estadounidense US180857 para el proceso de impresión autográfica usando una «pluma eléctrica». El 6 de Noviemrbe de 1877, el inventor presentó una mejora, con un dispositivo que incluía dos bobinas electromagnéticas y que fue el atecedente de las máquinas de tatuaje modernas.

El Tatuaje no ha dejado de evolucionar desde tiempos antiguos, desde el significado de tus raíces hasta algo que te encanta, y seguirá evolucionando con futuras generaciones, te invitamos a ver el mini resumen y si lo desean visitar la exposición en CaixaForum Madrid del 12 de Diciembre de 2021 hasta el 17 de Abril de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.